jueves, 17 de septiembre de 2009

Un Balmain para dos

(AP Photo/Peter Kramer) 
Hace pocos días en la gala de los Video Music Awards pasó algo que a nadie le gustaría protagonizar: concidir con otra persona que lleva el MISMO vestido (y lucirlo peor...).
La primera en llegar con el mini vestido de incrustacionesde Balmain fue Shakira, a  cuyas curvas el modelito se adhería como una segunda piel, mientras que Pink podría haber mejorado este detalle con una visita a la modista.
Shakira decidió llevar el cabello lacio, sin añadir joyas ni otros complementos a su cartera de mano y a unas botas altas de latex que podría haber dejado en casa, no por lo de altas sino por el latex que parecían cortarle la circulación. Sin embargo, el look final era favorecedor y con un mensaje claro: soy sexy.

Por su parte, Pink también optó por unos complementos mínimos como anillo de cocktel, diamantes en pulsera y pendientes y unos stilettos de plataforma negros. Este look estaba incompleto, le faltaba la expresión de la originalidad de Pink, no había mensaje.

Aunque lo mejor del incidente fue el humor y elegancia con que ambas lo afrontaron, posando juntas y divertidas :-)
¿Y tú, qué harías si te pasara?