Automaquillaje 2/10

Los correctores nos ayudan a borrar las imperfecciones de la piel. 
Existen hay varios tipos con texturas en crema o líquida para todo tipo de pieles, en polvo para pieles jóvenes y que nos ayudan a conseguir un acabado uniforme. 
Los siguientes colores se utilizan para realizar correcciones específicas:
  • Beige: Para ojeras claras o suaves.
  • Salmón: Para ojeras oscuras o cetrinas.
  • Mostaza: para ojeras muy oscuras.
  • Amarillo: Para ojeras en pieles negras.
  • Verde: Para rojeces grandes y granos inoportunos.
  • Rosas: Para cubrir sombras de barba.
Es importante que el tono sea el adecuado a nuestra armonía (cálida o fría) para lograr un efecto perfecto. Consulta a un profesional para que te asesore en tu tienda habitual, centro de estética o maquilladores especializados.