martes, 7 de septiembre de 2010

Vestida para una sesión de Networking

Belén quiere cambiar de trabajo dentro del mismo sector y para ello se ha apuntado a una sesión de Networking. Una de sus dudas es saber cómo debe vestirse. 
Aquí le damos algunas claves:

SIMPLICIDAD
Tanto si eliges falda, pantalón o vestido, lleva algo con lo que te sientas a gusto. Todos tenemos aquella prenda que nos sienta de maravilla y refuerza nuestra confianza. No es el momento de experimentar con aquél conjunto que compraste en rebajas y no te has puesto nunca o unos zapatos elegantísimos que te destrozan los pies. La clave está en que te olvides por completo de la ropa después de vestirte, te concentres en tu mensaje y disfrutes de la reunión.

NATURALIDAD
Elige un peinado que no te obligue a tocarte el cabello constantemente y un maquillaje adaptado a la hora del día, siempre natural que te haga sentir cómoda.
Sobre los mejores colores, a menos que te dediques a una profesión creativa, espectáculo o lúdica que admite contrastes, opta por tonos neutros que te permitirán combinarlos fácilmente y resaltar algún detalle que dé fuerza al conjunto, lo que llamamos un punto de luz. Si te interesa ir a la moda, el neutro de esta temporada es el camel.

MENOS ES MÁS
Las joyas y la bisutería pueden añadir un toque de buen gusto, pero también hacernos parecer un árbol de navidad :-)  Elige pocas piezas que realcen sin recargar. Recuerda que los pendientes largos o prominentes desconcentrarán al interlocutor igual que las pulseras superpuestas si tintinean. Y los collares quedarán mejor si la blusa o top son de un solo color y no lleva brillos, lentejuelas o bordados de colores.
En cuanto a los perfumes, decántate por una fragancia “de salida” fresca, suave, de tipo cítrico que se evapora rápidamente (por ejemplo: Aqua di Giò, Happy de Clinique o Issey Miyake, por citar algunos).

La decisión más importante que deberás tomar a la hora de elegir tu vestuario para una sesión de networking será si quieres destacar o mimetizarte con el grupo. 
Por ello es muy importante que obtengas la mayor cantidad de información sobre el encuentro: dónde y cuándo ocurrirá, el contexto, quienes participarán y cuál es tu objetivo.



Recuerda: 
la PRIMERA IMPRESIÓN permanece y su preparación te asegura 
el 93% del ÈXITO.