lunes, 6 de diciembre de 2010

6 obstáculos para emprender en España

Hace unos días se celebró la cita anual de la Semana del Emprendedor Global (http://www.unleashingideas.org), con la participación de 100 países y cuyo objetivo es generar nuevas ideas de negocio y analizar cómo mejorar el entorno para emprender.



Entre algunas de las conclusiones del encuentro se pone de manifiesto que aunque el 50% de la población desea tener un negocio propio solamente el 5,8% lo consigue.
El proceso de emprender y la creación de empresas es complicado de por sí, pero aún más en nuestro país, donde los problemas de los emprendedores no son todos los derivados de la crisis:

1. Financiación
Sigue siendo el principal obstáculo a la hora de arrancar un proyecto. Las entidades financieras infectadas por el miedo que domina los mercados mantienen una postura reticente a la concesión de instrumentos para la financiación. Por tanto, los emprendedores nos vemos obligados a recurrir a avales, garantías o inversores privados. Estos últimos también se han vuelto más cautos y suelen decantar su participación a proyectos que ofrezcan liquidez y seguridad.

2. Trabas burocráticas
Nuestro escenario local nos obliga a cumplimentar una media de 13 trámites (notario, licencias, Seguridad social…) frente a los 6 que tiene la UE; estos procedimientos pueden llegar a retrasar meses la apertura de una empresa durante meses, con los costes asociados que implica. Pro no seamos pesimistas y veamos qué mejoras introduce el gobierno en su último decreto ley de la semana pasada.

3. Miedo al fracaso
La presidenta del Banco Mundial de la Mujer en España comenta que si “en Estados Unidos montas una empresa y fracasas, lo pones en tu currículo, por que demuestra que tienes inquietudes y eres activa”, sin embargo en nuestro país tiene un efecto negativo. Es imperativo fomentar la cultura del aprendizaje frente a la del fracaso.

4. Retraso tecnológico
Aunque pueda parecer sorprendente, aún existe un alto porcentaje de pymes y micropymes que ni disponen de página web ni usan ordenadores en su actividad habitual. A ello podemos añadir el precio abusivo que cobran las empresas del sector de las telecomunicaciones por sus servicios, cuya calidad es inferior a la media de la Unión Europea.

5. Internacionalización
Las pymes necesitan abrir fronteras, pero el desconocimiento de los mercados, los idiomas y el escaso uso de la tecnología son barreras muy importantes que les impide convertirse en globales.

6. Ayudas y subvenciones
A pesar de la publicidad que los organismos públicos hacen de ella, la complejidad y burocracias que rodea la tramitación de las mismas hace que los emprendedores no perdamos el tiempo solicitándolas. Según datos recogidos por las Cámaras de Comercio, sólo un 0,7% de las empresas dispone de dinero subvencionado en su arranque.

Ante tanta amenaza y hostilidad del entorno, los emprendedores proponen que el mejor antídoto ante tantos males es la formación y difusión del conocimiento, el fomento de los valores propios de la cultura emprendedora, la creatividad, la iniciativa y el compromiso.