viernes, 30 de marzo de 2012

Un Papa metrosexual

Se les conoce como 'narices' en el mundo de la perfumería y estos especialistas son los responsables del olor de todas las fragancias que salen a la venta.
Silvana Casoli es una reconocida creadora de fragancias y cuenta entre sus clientes a Sting, Madonna, el Rey Juan Carlos, Justin Bieber o Bruce Willis.


También realiza trabajos personalizados y por encargo que no se comercializan, como en este caso, el perfume especialmente creado para Benedicto XVI  de uso personal y exclusivo de Su Santidad.

Casoli llamó la atención del Vaticano cuando se le encargó que creara fragancias para los peregrinos del Camino de Santiago en nuestro país. Sus creaciones “Agua de Esperanza” y “Agua de Fe” fueron muy bien acogidos por los peregrinos y sacerdotes que presentaron algunas muestras al Papa Benedicto XVI. Impresionado por su trabajo, el pontífice solicitó sus servicios.

Silvana declaró que casi se desmaya al recibir la llamada y aceptar el desafío de semejante encargo; además asegura haber estado a punto de abandonar el proyecto, pero que finalmente recibió inspiración para poder terminarlo.

El objetivo era reflejar "el amor por los bosques y los animales de su Bavaria natal la vez que paz y tranquilidad" y cuya esencia fuera "limpia, pura y recordara la idea de la paz y la experiencia de rezar en Lourdes". Casoli guarda total secreto sobre los ingredientes de esta fragancia exclusiva, aunque algunos detalles se han filtrado (contiene una mezcla de lima, hierba y verbena, según The Guardian UK).

Puedes saber más sobre Silvana Casoli aquí: http://www.ilprofumoshop.com/home.html