sábado, 9 de junio de 2012

Rojo Botín


Teníamos  el rojo Valentino, el rojo Louboutin, el rouge Noire de Chanel y ahora tenemos el rojo Botín.

Emilio Botín en el hotel a la llegada del Rey

No es habitual ver a un banquero vestido con ropa informal, ni deportiva o llevando colores impactantes; impensable también coincidir con el Rey vestido de esa guisa, pero esta semana los medios de comunicación y las redes sociales se rindieron ante la imagen irreverente de don Emilio, que rompió estereotipos y prejuicios.

A través del color ha hecho gala de su poder, pasión, autoconfianza, liderazgo, extroversión, contundencia, atributos todos a los que sus discursos y declaraciones ya nos tienen acostumbrados. 

Mediante su vestuario de ir por casa, su forma sencilla y campechana de gestionar el error de vestir inadecuadamente en presencia del Rey, su imagen se humanizó y ganó simpatías.



Bienvenida en Brasil

Comparado con toda clase de personajes, desde Catalina de Cambridge hasta un fan de “la roja”, Emilio Botín levantó pasiones y adhesiones convirtiéndose en el ”jefe”, el “patrón”,  #trending topic y celebrity del día.

La familia Botín gestiona entidades financieras desde hace generaciones, pero el presidente del Santander ha demostrado tener un caracter visionario, audaz, y mediático más propio de un emprendedor, que quiere dejar su marca personal en lo que hace, que de un banquero prudente y conservador por naturaleza.



Ayudando a Luca Cordero di Montezemolo, presidente de Ferrari

Rojo corporativo, porque siempre lleva una prenda del color que distingue a su banco frente a la competencia, y además, la comparte con sus trabajadores, socios o patrocinios.

Llegando a La Moncloa

Por cierto, el modelo de sus Puma edición especial Ferrari,  marca que viste a la escudería, son lo más buscado en calzado deportivo. Incluso, el periódico económico Cinco Días le dedica un artículo.