jueves, 6 de septiembre de 2012

El arco iris de Angela Merkel

Fue allá por 2005, cuando se preparaba para asumir un cambio sustancial en su carrera política con motivo de las elecciones federales en Alemania, que Angela Merkel confió en el asesoramiento de una diseñadora de la ciudad de Hamburgo para realizar un cambio de imagen. 

Desde entonces, la canciller viste, exclusivamente, pantalones de corte recto y chaquetas de 3 botones con bolsillos en diagonal. 
La responsable de este look es Bettina Schoenbach, que en lugar de cambiar de diseños cada temporada, prefiere usar colores y tejidos para evolucionar la colección. 



De esta forma consigue adaptar el vestuario al momento preciso para cada intervención, ya sea con un traje de lana negro para un discurso en el Parlamento alemán, una chaqueta de terciopelo violeta para una reunión en París con el ex-presidente francés, o un conjunto beige con detalles negros para una intervención en la Unión Europea. 

El vestuario de Merkel transmite la misma austeridad que sus ideas políticas, son diseños que comunican un mensaje claro y coherente.



Bettina Schoenbach, estudió diseño en el Fashion Institute of Technology de New York, y allí trabajó posteriormente para Armani, Ungaro y Valentino. 
Regresó a Alemania en 1998 para abrir su propia marca y entre sus clientas hoy se encuentran profesionales de los medios de comunicación, la cultura y la política.