8 mitos falsos sobre vestir de Negro

El mito de que el negro "siempre es estiloso, adelgaza y además todo tipo de complementos combinan bien” es un argumento comercial muy efectivo aunque falso, o al menos lo es para hombres y mujeres. En realidad el negro queda bien a muy pocas personas, veámos por qué:

Aunque lo creó Chanel, el de Givenchy es el icono

#1. El negro no puede quedar bien en la piel de casi nadie, básicamente, por que no forma parte de la coloración humana natural, puesto que ésta no llega a una gama tan oscura. El negro está fuera de esta escala, fuera de armonía.

#2. El mito del adelgazamiento también es propaganda. El negro no adelgaza a menos que esa oscuridad ya exista en la pigmentación natural para equilibrar y contextualizar. Un volumen negro se ve más grande. En la parte inferior del cuerpo, el negro parece pesado, aparatoso, gordo, borroso. Usado en la parte superior del cuerpo, los hombros parecen más anchos y la cabeza más pequeña, es decir, parece débil, especialmente en los hombres, ya que las mujeres suelen equilibrarlo con volumen en el cabello.
En un video, donde la escala y la proporción del cuerpo se pueden distorsionar en relación con el entorno, este efecto se hace particularmente evidente, incluso en una pequeña foto, un perfil de Facebook o un retrato.

Coros, orquestas, dependientas o guardaespaldas resultan anónimos 

#3. El negro es tan pesado, oscuro y frío que hace desaparecer mucha gente parece completamente. El negro es un vacío y lo recrea. La atención de la gente rebasa y nos supera, nos volvemos anónimos e inexpresivos. Ya es complicado hacerse notar para caer en el anonimato gracias al color de nuestro vestuario.

#4. El negro cambia el tono de la piel a muchas personas volviéndolo grisáceo, verdoso, rojizo o azulado e incluso varios tonos al mismo tiempo. Por ejemplo: ojeras más grises, nariz rojiza y mentón azulado, rebajando el aspecto saludable de la persona. Aumenta los brillos en la piel, lo que se interpreta como sudoroso y ansioso, lo que equivale a tener problemas de salud, o resaltar la necesidad de un afeitado, algo muy facil de corregir con los colores adecuados.

Rachel Weiss rejuvenece cuando el color sueviza sus rasgos

#5. A menudo el negro hacer envejecer. La huella del tiempo y la autoridad aumenta con la edad tanto en los hombres como en las mujeres, pero hay otras maneras de envejecer que parecer cansado o demacrado. No hay forma más rápida de parecer viejo y débil que sumergir los ojos en abultadas bolsas, gracias al efecto del negro.

#6. El negro promueve la sensación de ser severo y parecer distante, lo opuesto de colaborador, mentor, guía o formador. El rostro encima del negro dice “soy brusco, malhumorado e insensible.” La ropa comunica, cuenta nuestra historia en apenas 20 segundos. En el mundo del cine y el arte, los villanos siempre son oscuros y van de negro. Vale la pena que nuestro mensaje sea claro en todas las formas posibles, en tanto es la expresión de nuestras intenciones.

Le Chifre es el supervillano en la daga James Bond

#7. El negro total es aburrido, forzado, monótono y por tanto transmite falta de imaginación y creatividad, simpleza. Elegir una combinación de colores que transmita un estado de ánimo positivo es lo que dará una proyección mucho más exitosa a nuestra imagen.

#8. El negro distorsiona. Puede hacer que un tejido parezca más caro de lo que realmente es, pero también suele pasar lo contrario. Una elección cara puede parecer barata. El color es inherente a la juventud y la expresividad. Ciruela oscuro, café oscuro, gris suave como la base de una nuble que el sol ilumina por encima, verde azulado o azul azafata no reduce la sensación de profesionalidad. Son visualmente atractivos y de la mejor manera posible. A los que estamos en un auditorio nos ENCANTA ver eso. Nos sentimos más cuidados y nos sentimos amigos, demuestra que el ponente se ha preocupado por nuestro bienestar.